4 principios básicos para tu marca personal

Publicado por Eloy Romero lunes, 26 de marzo de 2012

En la actualidad es inevitable, la huella personal que vamos dejando a nuestro paso conforme vamos conectando y relacionándonos con otros personalmente o a través de los medios digitales y las tecnologías sociales, va dejando testimonio sobre quiénes (y cómo) somos.

“A final de cuentas pocos recordarán que dijiste o cuál era tu título en el momento, pero todos recordarán cómo los hiciste sentir”, dicen por ahí.

Y en los medios digitales y sociales, la forma en que has hecho sentir a alguien más tiende a amplificarse, con frecuencia incluso, fuera de proporción. Por eso creo que hay por lo menos 4 principios básicos que debemos recordar al momento de utilizar estos medios para conectar nuestra marca personal con la de los demás.

1) Condúcete con un fuerte sentido de propósito

Pocas cosas son tan importantes como tener un propósito y una clara razón de ser. Y esto resulta igual de crucial si tu intención es usar medios sociales o digitales para conectar con los demás. Puede ser que haya quienes no solo no se identifiquen con tu propósito, sino que vayan en contra de este. Está bien, ese es parte de la diversidad que nos da Internet.

Pero comunicar claramente cuál es tu propósito o misión ayuda a conectar con quienes comparten una misión similar y experiencias relevantes que compartirte; además de identificar a quienes opinan lo contrario para aprender de ellos también, no para rendirte en tu propósito sino para entender otros puntos de vista que puedan afectar tu misión.

2) Actúa con autenticidad y transparencia …en tus motivos, en tu comunicación

La gente, esas personas que en los medios digitales solemos equivocadamente llamar “usuarios” no somos tontos, y podemos oler a kilómetros de distancia las buenas o no tan buenas intenciones de quien usa estos medios para conectar con los demás.

Muchos dicen “no querer el reflector o la atención de otros”, pero la realidad es que si has decidido compartir tu conocimiento, opiniones y pensamientos a través de cualquier plataforma social (digital o presencial), la realidad es que sí estás buscando la atención de los demás.

Y francamente, no veo nada de malo en ello. Si tienes algo que crees que es valioso y lo quieres compartir, hazlo. Pero no digas que escribes, produces o creas para tu mismo porque, además de sonar egoísta, no es real; y si de plano solo quieres escribir para ti, ve a una librería, compra un “MoleSkin” y escribe un diario.
Y si sí decides compartir tu opinión, cualquiera que sea esta, hazlo de frente, no de manera anónima, escondido atrás de un pseudónimo. Se directo, se honesto y se abierto. No a todos les tiene que gustar tu opinión, pero si esta la das de manera anónima nada más, entonces sí carecerá totalmente de valor.

3) Date la oportunidad de conocer a los demás

“Ese hombre no me agrada nada, tendré que conocerlo mejor” es una de las frases más conocidas y atinadas de Abraham Lincoln, y tiene toda la razón. Sobre todo si pensamos en lo que pasa hoy con los espacios sociales en Internet. Juzgamos en base a 140 caracteres o a un solo post a una persona que probablemente sea todo lo contrario a lo que hemos asumido de ella.

Si alguien comienza a destacar, por las razones que sean, corremos a juzgarle y hasta lincharlo en las distintas redes sociales, simplemente porque pensamos que no estamos de acuerdo con lo que esa persona está comunicando. Yo mismo he cometido este terrible error en el pasado con personas como Guillermo PérezBolde cuando lanzó su primer estudio sobre Twitter en México, hasta que entendí que tenía que darme la oportunidad (a mí, no a el, él estaba muy bien) de conocerle mejor, platicar más con el y aprender de el. Hoy somos buenos amigos y aunque podemos diferir en opinión respecto a uno u otro detalle respecto a nuestro trabajo en medios digitales, he comprobado que son más las cosas en las que estamos de acuerdo que en las que no.

Y si no nos damos la oportunidad de conocer bien a los demás ¿cómo vamos a comprobarnos a nosotros mismos si estamos en lo correcto o no?

4) Y por último: Construye, crea y se propositivo

Criticar la labor de otros, hablar en detrimento de los demás, destruir lo que otros han creado, es un recurso fácil y barato para hacernos creer que somos mejores que los demás. Pero como posteaba hace un par de días el Dr. Stephen Covey en Twitter, tenemos que: “Detener el golpeteo. Intentar hacer algo productivo: ser una luz, no un juez. Ser un modelo, no un crítico”.

Crear valor para los demás, construir un proyecto y sostenerlo pese a los críticos y los retos que podamos enfrentar, al final de cuentas, exitosos o no, se convertirá en una especie de imán que atrae a nosotros a aquellas personas que comparten una visión y misión similar a la nuestra y que, como nosotros, están dispuestos a no criticar y mejor crear. Y es que crear valor para los demás, es la única verdadera forma de dejar en ellos nuestra marca personal.
Fuente: Vuelodigital


Atentamente,

eloyromerolaura dejatuempleo-web
____________________________________

Datos personales

Mi foto

Es Administrador de Empresas y Profesional del Multinivel Certificado por MUNMI. Asesor y Consultor de Temas de Marketing Online y Negocios en Internet.

Fundador de Triunfaya.Com Empresa dedicada a la Consultoría, Asesoría, Capacitación y Entrenamiento a empresas y personas relacionadas a Marketing Online y Negocios por Internet.

Boletin GRATUITO

Suscríbete Gratuitamente a Nuestro Boletín Electrónico y te Mantendremos Informado de lo Último en Marketing y los Negocios por Internet.

Nombre:
Email:
País:
** No SPAM **
 

MI RECOMENDACION

Libre de deudas

SIGUEME

Agregar a Rss Añadir a Facebook Twitter Agregar a Linkedin Agregar a Youtube Añadir a Myspace Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt!