Los nuevos Fundamentalistas de Marketing

Publicado por Eloy Romero sábado, 1 de septiembre de 2012

Estar dentro del mundo del marketing estos días resulta desalentador. Este mundo siempre ha sido un imán para los estafadores y grandes gurús. Pero es que estos no sólo están dentro del negocio, sino que además hacen ruido, quieren ser los principales protagonistas, quienes lleven la voz cantante.

No importa que todo lo que nos han dicho en conferencias sea un error. No importa que los consumidores no muestren ningún interés en interactuar con la publicidad o que la televisión sea más invasiva que nunca. No importa que el año pasado no fuera ‘el año de la telefonía móvil’, como tampoco lo fue el anterior ni lo será el siguiente. Ni tampoco tiene importancia el desastre de Facebook, que nos ha dado una idea bastante arpoximada de lo que piensa el mundo real acerca del mundo social. Nada importa.
Estos evangelistas se cierran en un mundo de su propia creación, donde las anécdotas sustituyen a los hechos y lo único que hacen es leer blogs y asistir a otras conferencias.

Ellos han creado un mundo de exageraciones y tonterías en el que se venden curas milagrosas. Y todo lo que no encaja dentro de esta cultura, está muerto. La última pieza de este género ha aparecido en el web Harvard Business Review. Se llama, por supuesto, ‘el marketing ha muerto’.

¿Es evidente la muerte del marketing? Hay tres factores que no tienen nada que hacer frente a esta hipótesis.

Primero, un estudio demuestra que alrededor del 75% de los directores ejecutivos piensan que los responsables de marketing son idiotas. Quizás sea cierto, y probablemente la cifra sea mayor, pero ¿cómo evidencia esto que el marketing haya muerto?

En segundo lugar, salió al paso con afirmaciones tristes y terribles sobre las comunidades y el capital social que ya hemos leído 100 veces antes por fanáticos igual de engañados.

Y por último, nos da algunas anécdotas sobre éxitos de los medios sociales.

En su arrogancia y miopía, estos teócratas digitales no pueden aceptar que el éxito de un programa de marketing en medios sociales no es una prueba de que todo lo demás está muerto, explica Bob Hoffman en The Ad Contrarian.

Estas personas son el equivalente dentro del marketing al fundamentalismo religioso. No pueden soportar la idea de que hay alguna otra verdad además de la suya. Para que su dios pueda vivir, todos los demás deben morir.
Fuente: MP


Atentamente,
 

eloyromerolaura dejatuempleo-web
____________________________________

Datos personales

Mi foto

Es Administrador de Empresas y Profesional del Multinivel Certificado por MUNMI. Asesor y Consultor de Temas de Marketing Online y Negocios en Internet.

Fundador de Triunfaya.Com Empresa dedicada a la Consultoría, Asesoría, Capacitación y Entrenamiento a empresas y personas relacionadas a Marketing Online y Negocios por Internet.

Boletin GRATUITO

Suscríbete Gratuitamente a Nuestro Boletín Electrónico y te Mantendremos Informado de lo Último en Marketing y los Negocios por Internet.

Nombre:
Email:
País:
** No SPAM **
 

MI RECOMENDACION

Libre de deudas

SIGUEME

Agregar a Rss Añadir a Facebook Twitter Agregar a Linkedin Agregar a Youtube Añadir a Myspace Agregar a Del.icio.us Agregar a DiggIt!